Etiqueta: retos

Sendero 03 –  Ruta desde la Estación de Benaoján a la Estación de Jimera de Líbar

Sendero 03 – Ruta desde la Estación de Benaoján a la Estación de Jimera de Líbar

Hola Gente,

Hoy quiero presentaros una ruta de gran belleza que discurre entre encinas, quejigos, chopos y fresnos por un sendero paralelo a la línea férrea de Bobadilla a Algeciras y al río Guadiaro, en el que es habitual poder contemplar el descenso en kayak sobre sus cristalinas aguas.

Ruta desde la Estación de Benaoján a la Estación de Jimera de Líbar.

Mirador de la Estación
Benaoján desde el mirador antes de la estación
Mirador de la Estación

Hacemos noche en Benaoján y cenamos con unas vistas increíbles, tomando algo fresquito en el Restaurante Asador «El Muelle» buena comida, agradable y buen servicio.

A la mañana siguiente antes del amanecer empezamos la ruta. Aquí tenéis el vídeo, por favor, suscribiros a mi canal de youtube! 👍

Desde la estación de Benaoján, la etapa discurre hasta llegar a la estación de Jimera de Líbar por la Cañada Real de Gibraltar, recorriendo un bello sendero en paralelo al río Guadiaro. Todo el trayecto estará acompañado por el trazado del ferrocarril. El origen del núcleo urbano de la estación de Benaoján está asociado a esta infraestructura ferroviaria.

Lo más señalado del Guadiaro es su buen estado de conservación sobre todo desde que la población de Ronda completó el ciclo de depuración de sus aguas residuales aunque todavía recibe algunos vertidos urbanos e industriales.

La población de peces es muy notable, podemos encontrar barbosgitanos, bogas, bordallos y anguilas. Esto atrae a las garzas en verano y a los cormoranes en invierno, bastante fáciles de ver. También podremos ver galápagos leprosos, mas complicado de contemplar la nutria.

Por mi GPS teniendo en cuenta la visita informativa a la estación de Jimera la longitud del sendero es de 12,33 km.

Aquí podéis ver y descargar la ruta en mi cuenta de WIKILOC

Desde el punto de salida podremos ver aves urbanas como la tórtola turca, vencejos pálido y común, golondrina común, avión común, colirrojo tizón, estorninos y gorrión común, junto a especies propias de bosques de ribera, como el gavilán, andarríos chico, tórtola común, autillo, martín pescador, abubilla, torcecuello, pico picapinos, lavanderas blanca y cascadeña, ruiseñores común y bastardo, curruca capirotada, chochín y oropéndola.

Además, en las zonas de huerta y vegetación de matorral podremos observar petirrojos, mirlo común, zorzal común, zarcero común, papamoscas gris, alcaudón común, carbonero común, jilguero, verdecillo, verderón común y escribano soteño, vencejo real, avión roquero y roquero solitario.

En las zonas de más sombra, con quejigos, aparecerá el mosquitero papialbo y también podremos ver grupos de mitos.

El río, está presente en toda la etapa, permite la observación de especies de gran tamaño como la garza real e incluso el cormorán grande en invierno, también podremos encontrar rapaces, como el buitre leonado, azor, las águilas culebrera, calzada, real y perdicera, ratonero común, cernícalo vulgar y halcón peregrino.

Además, en las épocas de migración podremos observar el milano negro, halcón abejero y alcotán. Con respecto a las rapaces nocturnas, están presentes el búho real, el cárabo y el autillo.

Es una etapa que puede hacerse a lo largo de todo el año, aunque la primavera resulta el momento en el que la diversidad de especies es mayor.

Es posible hacer el trayecto de vuelta en tren como yo hice, por lo que es importante que nos informemos muy bien de los horarios, paran muy pocos dos o tres a lo sumo en todo el día, así que deberemos acoplar nuestro horario de realización del sendero acorde para que no tengamos que esperar mucho o que perdamos la vuelta.

Y con esto termino por hoy 😉

Saludos!